La madre de Dioskairy revela los piropos que le hacía su esposo a su hija, observen como es que empieza todo.

SANTIAGO- Dioskairy Gómez Ovalle, la joven de 17 años que fue encontrada muerta y con el rostro quemado el jueves de la semana pasada en la comunidad de Sierra Prieta, de Fantino, fue asesinada por su padrastro, quien confesó el hecho a las autoridades del Ministerio Público.

Al revelar la información, Carlos Rafael Gómez, padre de la adolescente que residía en Rincón de La Vega con su madre Bernarda Ovalle, dijo que el padrastro de su hija, identificado como Alberto Sánchez Reynoso (Yojairo López), declaró en la Fiscalía de Cotuí haber cometido el crimen.

El señor Gómez dijo que cree que Sánchez Reynoso pudo haber asesinado a su hija porque al parecer quería tener algún tipo de relación sentimental con ella.

Las imágenes captadas en una cámara de seguridad, muestran los últimos momentos de vida de Dioskairy, cuando se montaba en el carro blanco junto a su padrastro.
Gómez informó que al acusado se le conocerían las medidas de coerción hoy en el Departamento de Atención Permanente del municipio de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.

“Mi hija iba a cumplir 18 años de edad el próximo 27 de noviembre. Ella iba a entrar a la universidad a estudiar psicología”, manifestó su padre, visiblemente consternado ante la tragedia y la pérdida de su hija.

Cuando a la madre le preguntaron ¿Pero usted notaba algún interés por parte de su esposo para con su hija? La madre respondió “no directamente“, cuando los reporteros escucharon esa respuesta le preguntaron, ¿Cómo así no directamente? Ahí fue que la madre reveló los piropos y halagos que su esposo le hacía a su hija tales como que la admiraba, que ella era muy elegante, que era muy bonita, que muchos codiciaban tener una muchacha como ella.

Por otro lado, la angustiada madre de Dioskairy definió a su asesinada hija como una joven que mostraba un alto interés por llegar a ser una gran profesional de la psicología, razón por la cual iniciaba sus estudios en la Universidad tecnológica de Cotuí (UTECO), hacia donde viajaba el día en el que ocurrió el crimen que ha marcado a toda la región.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *